Ingredientes Elaboración Ver receta principal

Costillas de cerdo guisadas

Si existe un tipo de carne deliciosa, nutritiva y jugosa, esa es la carne de cerdo. Su rico sabor e indiscutible gusto, sumado a la facilidad de la preparación, darán lugar a la receta que te traemos el día de hoy, costillas de cerdo guisadas.

Receta de Costillas de cerdo guisadas

Costillas de cerdo guisadas

Ingredientes para Costillas de cerdo guisadas

  • 1 kilo de costilla de cerdo
  • 2 cebollas
  • 7 dientes de ajo
  • 1 tomate maduro
  • 2 hojas de laurel
  • 1 pimiento verde
  • Vaso y ½ de vino blanco
  • Sal
  • 1 litro de caldo de carne
  • 4 patatas

Cómo hacer Costillas de cerdo guisadas

  1. Comienza por localizar una sartén antiadherente. Llévalo al fuego con un poco de aceite y deja que esté caliente. A continuación sofríe los trozos de costilla, dejándolos adquirir color. Cuando lo logres, retíralos de la sartén y colócalos en papel absorbente para que pierdan el excedente de grasa.
  2. Ahora, vamos a picar la cebolla en cuadros, dejamos los dientes de ajo enteros, picamos en cubitos el pimentón y rallamos el tomate. Estos ingredientes los llevamos a la sartén y los dejamos sofreír por su parte, aunado a las hojas de laurel.
  3. Esta mezcla vas a dejarla por unos cinco minutos al fuego, antes de agregar los trozos de carne que habías reservado previamente. Dale algunas vueltas para que se bañen bien y agrega el vino blanco. Déjalo unos minutos para que se reduzca y evapore el alcohol del vino.
  4. Transcurrido un tiempo prudente, agrega el litro de caldo de carne. También puede ser caldo de pollo, pero el efecto en cuanto al sabor no será el mismo, por lo que la opción recomendada es con caldo de carne. Si en su defecto no tienes ninguno de los dos, puedes decantarte por agua con una pastilla de caldo, del sabor que gustes.
  5. Junto a esto, agrega las patatas picadas en cubos. Este ingrediente es una opción, aunque también puedes agregar menos caldo y evitar las patatas. Déjalos al fuego de entre 20 a 30 minutos, dando oportunidad que estas ablanden. Cuando al pincharlas las sientas tiernas, puedes apagar y servir.
¿Te ha sido útil esta receta?
¡Gracias por tu ayuda!
¿Cómo podemos mejorarla?

Ver más recetas de Costillar de cerdo